Nancy Solís es una mujer de 43 años de edad, acaba de cumplir un año de casada, tiene un hijo y una relación maravillosa con su marido, pero antes de que eso pudiera suceder tuvieron que pasar algunos acontecimientos que la marcaron mucho en su vida; sin embargo ,si esto no hubiera pasado a ella no le hubiera quedado un gran aprendizaje de vida.

A que se refiere esto; pues en el año 2005 Nancy vivía con Joaquin, su antigua pareja, ambos se conocieron por medio del trabajo, anteriormente ellos vivían en Monterrey, pero al estar tan enamorados Joaquin, le propuso que vivieran juntos, a lo cual ella accedió inmediatamente ya que se encontraba muy enamorada de él, lo que no sabia es que vivirían en casa de los padres de Joaquin.

Al llegar a México, él la llevo a conocer a su familia y el lugar donde vivirían, todo era color de rosa en su momento, pues él era muy atento y procuraba mucho su hogar y la familia que estaba dispuesto a formar con Nancy.

Conforme fueron pasando lo meses Joaquin trabajaba cada vez mas y en ocasiones no llegaba a dormir a casa, supuestamente por estar trabajando, hasta que ella comenzó a notar ciertas cosas que no cuadraban y que posiblemente él podría tener a otra mujer, sus sospechas cada vez aumentaban, pero como ella lo amaba nunca le reclamó nada.Fuera de esta situación no existía ningún otro problema.

Cumplieron un año de estar juntos y a Nancy le entusiasmaba la idea de tener un bebé, lo cual no le fascinaba a Joaquin, ella le insistía y le insistía, pero la única respuesta que el siempre le daba era que no, así pasó un mes y entre ellos ya existía una gran tensión, pues cada que ella mencionaba algo sobre el tema, él se enojaba y le gritaba mientras la insultaba.

En la actualidad, se sabe que la violencia de género se entiende por cualquier acto violento o de agresión, se basa en una situación de desigualdad en el marco de un sistema de relaciones de dominación de los hombres sobre las mujeres que tenga o pueda tener como consecuencia un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas de tales actos y la privación de la libertad, tanto si ocurren en el ámbito público, como en la vida familiar o personal.

Ha sido y sigue siendo una de las manifestaciones más claras de la desigualdad y de las relaciones de poder sobre los hombres hacía las mujeres, las cuales han sufrido violencia por el simple hecho de ser mujeres y son víctimas que pertenecen a cualquier estrato social, nivel educativo, social y económico.

Es por eso que desde el momento en que ves que tu pareja se atreva a gritarte o agredirte verbalmente, debes ponerte muy alerta en esas situaciones y

no permitir que los insultos sigan aumentando y que en algún momento estos se conviertan en algo más e incluso lleguen a los golpes.

Desde que Nancy nos comento esta situación claro que se le mencionó que ya era violencia, pero ella detalló que no solo fue eso, si no que ella lo permitió y él claramente siguió, ella solo quería llevar la fiesta en paz, pero cada vez la provocaba y el amor que sentía por él iba desapareciendo y se comenzaba a convertir en un desprecio e incluso en odio.

También comentó que después ella ya no quería tener intimidad con él, pues si quedaba embarazada ella seria la única culpable según él, pero cuando Joaquin llegaba a casa en ocasiones la obligaba a que tuvieran relaciones sexuales a lo que ella se negaba, pero como consecuencia la lastimaba e incluso la golpeaba cuando intentaba safarze de él.

Seguramente algunos de nosotros conocemos o hemos conocido al menos a una mujer que ha sufrido violencia ¿Pero hemos hecho algo al respecto? Y es que existen varios tipos de violencia: física, psicología y sexual.

De acuerdo con: http://www.psicoterapeutas.com/violencia_de_genero.html

La violencia física es más fácil de percibir por otras personas ya que habitualmente deja marcas y moretones, está se refiere a empujones, mordiscos, patadas, puñetazos, etc.

La violencia psicológica es cuando el agresor hace insultos, humillaciones, amenazas, humillaciones, etc. La violencia psicológica no es tan visible ya que las víctimas suelen a callar todo lo que les hacen.

La violencia sexual se ejerce mediante presiones físicas o psicológicas que pretenden imponer una relación sexual no deseada mediante coacción, intimidación o indefensión.

Después de que pasaran tantos acontecimientos de agresión, la cuñada de Joaquin decidió ayudarla para que no siguiera aguantando tantos maltratos, ella aun se aferraba a que lo quería y no lo dejaría, pero la ayudaron a que abriera los ojos y pudiera irse.

Así que un día tomó la gran decisión de abandonarlo, la cuñada y ella esperaron a que Joaquin se fuera a trabajar y comenzaron a subir sus cosas al automóvil, ya que la mayoría de sus muebles ella los había comprado, tardaron un par de horas, pero nunca imaginaron que Joaquin se regresaría, así que las cachó, en ese momento Nancy corrió una gran distancia, la casa de su madre se encontraba a unos escasos kilómetros, pero aun así él logro alcanzarla y la golpeó e hirió gravemente, incluso quedó tirada en un canal que atravesaba por su casa.

Lo que él no sabia es que se encontraba embarazada y por supuesto que con la golpiza que recibió de su parte tuvo un aborto, eso fue lo que en realidad hizo que Nancy abriera los ojos y desgraciadamente es muy triste, pues siempre la mujer piensa que por amor pasan la cosas y no es así, desde el primer momento en que te lastima debes alejarte.

Estadísticamente, según las Naciones Unidas, siete de cada diez mujeres sufren violencia de género, y agrega que una de cuatro mujeres que han sido víctimas de violencia de género, lo han sido durante el embarazo.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la violencia de género no solo es física, sino que la persona violenta lleva a cabo una serie de estrategias psicológicas contra su víctima.

Sabemos que como este caso existen muchos otros más, es por es que en una entrevista con una  psicóloga cuyo nombre no será revelado, resolvimos algunas dudas y una de las principales fue que por qué algunas mujeres siempre aceptan el mal trato que les da su pareja, dándonos una respuesta que es muy clara.

Principalmente el asumir la culpabilidad. En cierto modo asumir la culpabilidad, sentirse responsable del maltrato que sufren sobre ellas mismas. Esto se debe a que la víctima necesita darle una explicación al maltrato (necesita comprenderlo) para intentar reducir la incertidumbre (descubrir el motivo del maltrato) y así encontrar mecanismos para reducirlo, pero nunca funciona porque la explicación es errónea.

Sabemos que lo ideal para una mujer es dejar a su pareja cuando existe algún tipo de maltrato, pero son asuntos complicados y dependen de los diferentes casos claro sería lo ideal, pero hay que tener en cuenta que en la mayoría de casos de maltrato la víctima no posee independencia económica, hay hijos que no podrían mantener con sus recursos y aislamiento; o sus familiares y amigos no los apoyan.

El maltrato se relaciona en un alto grado con el poder y la dominación: con el sometimiento de la otra persona: a las motivaciones, deseos y expectativas del que maltrata.

¿Las personas que agreden tienen remedio? Se podría decir que sí, algunos creen que la terapia es para ngente loca, ¿no? Pero siempre he dicho que la terapia deberían tomarla todos, como si fuera una cita normal al dentista, al médico, entre otras. La terapia sí te ayuda, claro si el paciente también viene con toda la intención de sanar. Mencionó la psicóloga.

La violencia de genero es atentar contra la libertad, integridad y dignidad de las mujeres.
Esto ha existido desde tiempos inmemorables solo que algunas personas la conocían como “machismo”

A pesar de que existen algunas legislaciones que se han desarrollado para erradicar la violencia contra las mujeres, a veces parecen imposibles de llevar a la práctica y son algo muy lejano a nuestra realidad. Ejemplo de ello son los casos de feminicidios.

Mujer sin ganas de vivir

Otro caso con el que nos encontramos fue con el de una chica de 21 años de edad, Vanessa Sanchez, quien  en varias ocasiones intentó quitarse la vida gracias a que su novio la hacia sentir que valía muy poco y cada que podía le reprochaba sobre su apariencia física.

Vanessa y Carlos, su exnovio, se conocieron en Octubre y para Diciembre ya habían formalizado su noviazgo, ella comenta que todo fue tan precipitado, que ni siquiera supo en que momento ocurrió, solo que para las fiestas navideñas ya estaban pasando las noches festivas con las familias de ambos.

Para entonces ya se llevaban muy bien y todo era muy bonito, así es que en Enero organizaron un viaje a la playa, cabe aclarar que él era mayor que ella por 6 años, así que sus padres se sentían confiados porque su hija saliera con un hombre supuestamente más “maduro”.

Al regresar de ese viaje su relación iba cada vez mejor y Carlos se la pasaba casi todo el tiempo en casa de Vanessa, esto sabemos de antemano que implica tener una mala alimentación, pues él la consentía con sus gustos y se ahorraban la molestia de preparar sus alimentos.

Vanessa comenzó a subir mucho de peso y Carlos la hacia menos cada vez más, pues le decía comentarios negativos y ella en lugar de defenderse se los creía, pero esto solo le provocaba mas ansiedad y aumentó su forma de comer, también le trajo problemas psicológicos, cada vez se encontraba mas desorientada y su vida no parecía tener ningún rumbo.

Su relación se fue haciendo tóxica, pues ella lo terminaba, pero él la chantajeaba; y es que en realidad existen muchas personas que establecen relaciones tóxicas con los otros, son muy conocidas las personas que se imponen, amenazan o son agresivas.

Pero también las hay más sutiles o menos evidentes, entre ellos, podemos mencionar al chantajista emocional, que camufla su necesidad de dominar y anular a otro a través de manejarle emocionalmente, para que la otra persona haga lo que desea. El chantajista emocional puede ser hombre o mujer, no importa el género.

Estamos ante una relación tóxica cuanto el otro nos domina, se coloca por encima,

destruye nuestra autoestima, nos aísla de las personas que queremos, no nos deja crecer, etc. Por ello el chantaje emocional es un modo de mal trato que es importante distinguir.

De acuerdo con: https://www.psicologiamadrid.es/blog/articulos/problemas-de-pareja/parejas-toxicas-descubre-como-es-el-chantajista-emocional

El chantajista emocional quiere dominar al otro, pero su estrategia se basa en generar culpa en el otro, haciéndole sentir qué se equivoca, que es egoísta, que no le cuida, que es mala persona y hasta la convence de que está loca/o, etc. Por ello, muchas veces, la persona que sufre al chantajista, le cuesta ver qué es manipulado.

Es importante que sepamos distinguir cuando alguien nos quiera mantener bajo su manipulación y desafortunadamente Vanessa no se dio cuenta de l que le ocurría o mas bien ella no quería darse cuenta, ya que después de un rato de mantener ese tipo de relaciones tóxicas se vuelve una gran costumbre y solo se vive por eso, no por que exista un cariño o amor hacia la otra persona.

Como es costumbre, las mujeres nos esperamos hasta que pase algo grave para poder abrir los ojos, en este caso, Vanessa nos mencionó que su relación era tan tóxica que ya solo estaban bien cuando tenían sexo, fuera de eso cada que se veían solo se la pasaban insultándose.

Ella decidió poner punto final a su relación cuando se encontraban en el auto y mientras discutían Carlos la jaloneaba del cabello, Vanessa alcanzó a percibir que un par de jovencitas los miraban, lo cual la avergonzó mucho, en ese instante se bajó del auto y no volvió a saber nada más de Carlos.

Le costó mucho trabajo volver a quererse ella misma, pero su familia la apoyo bastante emocionalmente y aunque no lo quiso denunciar por lo que hizo ella no quiere que más jovencitas pasen por la misma situación.

Indagando con este caso nos hace retomar algunas preguntas realizadas a la psicóloga, cuestionándonos sobre por qué a algunas mujeres les cuesta mucho denunciar a su agresor y es simplemente por el sentimiento de culpabilidad y la dependencia física y emocional del maltratador principalmente. También juega un papel relevante el miedo a las represalias y el miedo social.

¿Y entonces qué papel juega en esa decisión el entorno más cercano, la sociedad? Pues la familia y amigos deberían actuar a modo de escudo protector de la víctima y la sociedad a nivel de prevención, protección, rehabilitación y posterior integración social de la víctima, pero no se invierte en los recursos necesarios: lo de siempre.

Otra pequeña curiosidad fue saber si las personas que maltratan tienen algún tipo de enfermedad. A lo que contestó que no ,ya que no es una enfermedad. En todo caso podríamos hablar de enfermedad cuando hay adicciones (alcohol, drogas) o determinadas psicopatologías (por

ejemplo psicosis) que alteran o disminuyen el nivel de consciencia en el maltratador, pero en la mayoría de los casos hay voluntariedad y alto nivel de consciencia (intención premeditada de hacer daño).

Sea cual se la situación no debemos justificar por ninguna razón a los hombres que se atreven a agredir a las mujeres ni adoptar medidas para hacer frente a esta problemática, sin tomar en cuenta modelos culturales y sociales.

Sea cual sea el lugar del mundo donde vivamos, todos conocemos historias de violencia contra las mujeres que han afectado a nuestras vidas, a las vidas de personas que conocemos, o a nuestra comunidad.

Seguro conoces a alguna mujer o incluso puedes ser tú, pues como está; existen muchas mas historias y aún mas fuertes.

Algo claro es que la mujer es victima de unas funciones y actitudes prejuiciosas desigualdad en el reparto de poder entre sexos.

Todo esto pasa debido a que la situación no se denuncie,” Si te maltrata y no haces nada, estarás dejando que lo haga, Montserrat Delgado”.

Una de las leyes para denunciar esto es La Ley integral de violencia de género, Fue aprobada con todos los votos a favor en el Congreso de Diputados, convirtiéndose en la primera y única ley integral contra la violencia de género en Europa.

Si quieres saber mas sobre el está ley, visita https://www.cndh.org.mx/sites/default/files/documentos/2019-04/Ley_GAMVLV.pdf

La violencia contra la mujer constituye un grave problema de salud pública y de violación sistemática de sus derechos humanos, que muestra en forma dramática, los efectos de la discriminación y subordinación de la mujer por razones de sexo en la sociedad.

Algunas mujeres que sufren violencia recurren a servicios de salud.

Nunca dudes en pedir ayuda, nunca sabrás si serás la próxima nota en el periódico, la próxima muerta y el siguiente caso en la policía.