Por Hilary Equihua y Jocelyn Estrada.

Encaminándonos a la depresión

Si bien es sabido, la depresión es un trastorno del cerebro, es decir, es más que sentirse triste por algunos días, persiste e infiere en la vida cotidiana, además los síntomas pueden ser imperceptibles para la persona afectada, se trata más que de una enfermedad. Sabemos que algunas de las causas que provocan la depresión es estar en casa, no tener contacto con las personas, además de la pérdida de la rutina, entre otros factores.

“La pandemia sí ha sido uno de los factores que ha influenciado en que haya más casos de depresión”- Angélica Lozano Sanabria, psicóloga de la clínica San Antonio de Padua de Teoloyucan.

Algunos de los síntomas que se presentan en las personas que son afectadas por esta condición son afectivos, que tienen que ver con los sentimientos de tristeza, ansiedad, e irritabilidad; mientras que los cognitivos se encargan de temas como la indecisión, olvidos o perdida de concentración y los somáticos son los más fáciles de percibir como pueden ser los cambios del apetito, alteraciones en el sueño, fatiga, entre otras cosas.

Vivir con esta enfermedad es un dolor de cabeza tanto para la persona afectada como para su familia, además con la pandemia se ha vuelto un obstáculo atenderla; aunado a esto se debe mencionar que en México aún se tiene un tabú de que esta enfermedad “no existe”, por ello las personas no atienden su salud mental.

Según la bioquímica, la depresión es causada por un aumento de cortisol, que es una hormona liberada como respuesta al estrés, además de que tiene que ver con otros agentes químicos que actúan en el cerebro, como los neurotransmisores, por ejemplo la serotonina, que es aquella hormona que se encarga del control de las emociones y el estado de ánimo; la dopamina por otro lado, tiene que ver con funciones de memoria y comportamiento, por último la noradrenalina, la cual aumenta la presión arterial y el ritmo cardiaco.

“Las emociones son un proceso psicológico en donde el sujeto va a proyectar de manera subjetiva la percepción que tiene del exterior”- Juan Miguel Cruz Salinas, coordinador de la carrera de psicología en la UBAM (Universidad Bancaria de México)

El Lic. Alejandro Aguilar comenta que este ha sido uno de los años con más casos de depresión, no obstante, anteriormente se notaba un incremento en las temporadas decembrinas, esto se puede deber  a que navidad y año nuevo se relaciona con la unión de la familia, o la compañía de personas cercanas y al mismo tiempo causa nostalgia por el año que terminó.

Números rojos

De acuerdo con expertos los casos de depresión aumentaron en este 2020 debido a la pandemia del Covid-19.

De acuerdo con el periódico “Milenio” 21 de julio 2020, durante la conferencia de prensa el director general de Epidemiología José Luis Alomía, puntualizó que para la semana 18, se tenía registrada una tasa de posibles contagios que alcanzaba los 12 casos, por cada 100 mil habitantes, mientras que de la semana 27 a la 28 el municipio de Teoloyucan encabezó la lista de los municipios del Estado de México con más contagios.

Según el coordinador del DIF, César Luna Hernández, hizo mención que los casos aumentaron de forma muy notoria, pues debido a que las personas dejaron sus rutinas esto les comenzó a causar problemas, y a la vez, las citas con los psicólogos se acrecentaron.

César Luna comenta que, en el municipio de Teoloyucan, el machismo y los estereotipos abundan en pleno siglo XXI, de modo que influye mucho en las personas de tal modo que las mujeres son quienes suelen pedir más apoyo psicológico a diferencia de los hombres, ya que se tiene la idea errónea de que no deben expresar sus emociones, ni mucho menos pedir ayuda.

“Son más mujeres que hombres, las mujeres son las que más piden ayuda, o aceptan la ayuda más que los hombres”-Angélica Lozano Sanabria.

De acuerdo con el coordinador Luna, un dato alarmante es que este trastorno no tiene una edad especifica en la cual se hace presente, sin embargo, es más común que se desarrolle de los 15 a 45 años de edad. A causa de la pandemia los adultos mayores tienden a tener actitudes depresivas, esto puede deberse al confinamiento en que viven, pues al ser un grupo vulnerable se debe tener más cuidado con ellos.

Las mujeres tienen una mayor facilidad para expresar sus sentimientos y pedir ayuda, no obstante, los hombres acuden cuando es su última opción, pues al no poder expresarse con una mayor libertad, puede desencadenarse un suicidio.

A pesar de la nueva forma de trabajo que se ha estado efectuando estos últimos meses, ha habido un aumento de citas, puesto que algunas personas han tenido un rebote de emociones, al respecto el coordinador del DIF mencionó que hubo un crecimiento de 70% en los últimos 7 meses.

Proceso a seguir

Los diagnósticos de depresión se basan en el DSM-5, (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), este ayuda a los psicólogos a tener un criterio eficaz y seguro para conocer el estado mental de las personas.

Cuando un paciente llega a pedir ayuda lo primero que se hace es brindarle atención psicológica, se realizan ciertas evaluaciones y   si no tienen indicios depresivos se les invita a que asistan a una terapia psicológica que tiene una duración aproximada de 10 a 15 sesiones como máximo, comenta Elena Castro, psicóloga independiente.

Al terminar las evaluaciones del DSM-5 y en caso de que el paciente presente signos de depresión se toma la decisión de canalizarlo a un área psiquiátrica, preferentemente se les hace mención a los pacientes y a sus padres de cuáles son las instituciones de ayuda más cercanas al municipio, a partir de ahí los pacientes son quienes deciden a que institución acudir.

“Se les ha dado un soporte psiquiátrico, dado que sus condiciones requieren de un apoyo farmacológico para que se pueda desarrollar de mejor forma el resultado que se desea” Señaló, Alejandro Aguilar, psicólogo de la UBAM

Cesar Luna comenta que cuando se debe tener una atención mayor, como lo es la psiquiatría, se habla con el paciente, después con los padres o tutores y de ahí se procede a buscar cual es la mejor opción, económicamente hablando y de ahí se canaliza al lugar.

“Se buscan instituciones de la Secretaria de Salud, para canalizar a los alumnos si requieren un tratamiento psicológico” Fernando Álvarez

Por otro lado, la Secretaría de Salud Pública en México subió a su página oficial un test que pretende arrojar resultados sobre posibles casos de depresión a partir de que inició la pandemia, pues se toman en cuenta algunos cuestionamientos como por ejemplo, si ha tratado de auto dañarse, si tiene insomnio, si tiene alguna preocupación referente a la pandemia, entre otras cosas; al terminar arroja un resultado y a la par unas cápsulas informativas sobre la importancia de la respiración, relajación y técnicas de autocuidado. A continuación les dejamos el link para poder acceder a este https://misalud.unam.mx/covid19/

Otra de las opciones que brinda la Secretaría de Salud son distintas redes de apoyo para que las personas puedan contactarse, encontramos la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria del Gobierno de México 800-00-44-800, con la opción 4, a la Línea de la Vida (Lunes a domingo 24 horas) al 800-911-2000 , al Centro de Integración Juvenil al 55-5212-1212 ó a través de  whatsapp.

Alternativas en confinamiento

 “Existen varias alternativas, pero realmente existen ejercicios para meditar, para poner más énfasis en cuidados en cuanto a alimentación y con la tecnología hay aplicaciones para hacer en casa y no salir”, destacó, Angélica Lozano.

Retomando la cita anterior, las tecnologías han facilitado el acceso a la información, por lo tanto, la mayoría de las personas podrían buscar videos sobre distintas actividades o ejercicios, como puede ser yoga, meditación o técnicas de relajación sin salir de casa, asimismo en distintas plataformas como Spotify en la cual podemos encontrar algunos podcasts sobre temas relacionados con la salud mental, la relajación y hábitos benéficos para la vida diaria.

Además, hablando de aplicaciones podemos encontrar “Calm” que es una plataforma virtual que se encarga de subir audios para promover la relajación y al ser reconocida internacionalmente logra captar la atención de muchas personas e incluso encontramos aportaciones de algunos famosos.

Es importante tener alternativas del cuidado mental para que los índices de depresión disminuyan en estos tiempos de confinamiento, por ejemplo, hacer ejercicio, tener una buena alimentación, dormir ocho horas, mantenerse en contacto con sus seres queridos de manera virtual y en general establecer una rutina en donde estén especificadas diferentes actividades que ayuden a la canalización de las emociones, puesto que no hay una fecha exacta del termino de este encierro.

Pros y contras

El coordinador del área de psicología del DIF de Teoloyucan, Cesar Luna Hernández se enfrentó con una serie de conflictos al inicio de esta cuarentena para brindar atención psicológica, pues al ser una institución gubernamental es imposible cerrar sus puertas, la necesidad de la gente es muy grande.

Una de las alternativas que tomó el DIF fue hacer cápsulas informativas que se podían visualizar a través de página de Facebook, además de que para los adultos mayores se decidió que las psicoterapias se tomarían vía telefónica, todo esto para prevenir los contagios de Covid-19.

“Las redes sociales nos han ayudado bastante, se han generado cápsulas informativas, cápsulas en donde desarrollan diferentes temas”- Señaló, César Luna Hernández.

Cabe mencionar que actualmente el DIF de Teoloyucan sigue un proceso de salubridad al ingresar a las instalaciones, pues se instaló una mesa que se ubica antes de entrar a la institución, tiene gel antibacterial y hay personas que te sanitizan completamente antes de entrar, además debes pasar por el tapete sanitizante de la entrada, asimismo se tienen señalamientos de sana distancia.

“Todos perdimos nuestra cotidianeidad con esta pandemia. A eso súmale que perdieron el trabajo o que tenían un negocio y lo tuvieron que cerrar por la pandemia, entonces está llevando a la gente a estados críticos”- Elena Castro, psicóloga independiente del municipio de Teoloyucan.

El Covid-19 nos hizo someternos a un confinamiento obligatorio, la nueva normalidad nos hizo cambiar nuestra rutina, lo cual hizo que las citas con los psicólogos se hicieran a través de medios digitales.

Elena Castro psicóloga independiente, puntualizó que a mediados de mayo comenzó una investigación en colaboración con la Universidad Autónoma del Estado de México, sobre cómo será el trabajo con esta nueva normalidad, hizo hincapié en que en México no existe un apoyo por parte del gobierno a los psicólogos.

“Realmente el apoyo al área de psicología es muy poco, yo tengo muchos años trabajando en Teoloyucan, pero solamente es por consulta.” puntualizó, Angélica Lozano.

Esta nueva normalidad ha hecho que se busquen nuevas soluciones para la atención psicológica en el municipio de Teoloyucan, pues, así como es importante la salud física, también lo es la salud mental, y cada psicólogo ha buscado sus propias alternativas para seguir brindando el servicio a los Teoloyuquenses.

“Yo trabajo de ambas formas, por línea y personal a pesar del tiempo y de la información que se tiene no es algo que la gente utilice mucho”- afirmó, Angélica Lozano Sanabria.

No todos los psicólogos han tenido un aumento de citas debido a que las personas no cuentan con los medios necesarios, como podría ser un celular para consulta vía telefónica, mucho menos acceso a internet para las citas en línea.

“La verdad es que de por si es difícil que una persona en general asista a consulta o busque la terapia como tal y aun así es más difícil a través de internet” mencionó, Angélica Lozano

El INEGI informó que, en 2015, el 21.1% del total de viviendas de Teoloyucan tuvo acceso a internet (3,352 viviendas), 97.9% poseía al menos un televisor (15,551 viviendas), 24.6% aseguraba tener un computador (3,908 viviendas) y 80.7% adquirió al menos un teléfono móvil (12,826 viviendas.)

Del total de viviendas de Teoloyucan, 15% contaba con los 4 elementos de conectividad (2,377 viviendas).

De este modo nos podemos dar cuenta lo difícil que es que una persona de este municipio cuide su salud mental, de igual forma es un problema que se vive en las escuelas, no todos tienen un área psicopedagógica en donde lo alumnos puedan atender su salud mental.

En el municipio de Teoloyucan solo hay una escuela que brinda atención psicológica para los alumnos, la Universidad Bancaria de México; los demás centros educativos solo reciben platicas y talleres por psicólogos del DIF municipal, según el Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia de 2013-2015.

 “En la Universidad sí hay esta perspectiva y esta intención de hacer que todos los alumnos se interesen y atiendan su salud mental” Fernando Álvarez

A pesar de que la universidad está comprometida con la salud mental, no todos los alumnos están conscientes de que existe un área psicopedagógica en la cual brindan la atención tanto para alumnos de la preparatoria y universidad, sin ningún costo extra.

Fernando Álvarez, coordinador del área psicopedagógica de la universidad antes mencionada comenta que los alumnos desconocen este apoyo que se les puede brindar, debido a que no se ha implementado una estrategia para hacer llegar la información a los alumnos en sus primeros cuatrimestres.

En resumen

Estamos acostumbrados a tomarle más importancia a nuestra salud física que a la emocional ya que desde la infancia se nos inculca esta idea, pues vivimos en una sociedad que incluso entre los mismos miembros se critican por buscar atención psicológica cuando debería ser un acto normalizado.

La pandemia, el encierro y los casos de covid están provocando que en Teoloyucan se refleje un aumento considerable de los casos de depresión, este impacto lo estamos viviendo desde hace 8 meses que llegó el primer caso de covid a México, sin embargo, aún no sabemos cuándo será el final de esta pandemia; y las consecuencias a nivel mental que esto nos genere.

Es importante estar al pendiente de cualquier síntoma, hasta el más mínimo podría ser una señal de alerta y para ese entonces tendríamos que recurrir a un psicólogo para tomar las primeras revisiones y descartar un posible caso de depresión.

“Tener el principio de que yo no lo puedo todo, no está en mis manos y saber que siempre voy a necesitar ayuda” comenta, César Luna