Por: Wendy Sánchez

“A veces piensan que la actuación es… Pues me aprendo mi diálogo y ya”, comentó Blanca del Castillo, profesora de teatro en la Universidad Bancaria de México (UBAM) y ahora directora de un nueva obra presentada por los estudiantes de la Licenciatura en Periodismo y Ciencias de la Comunicación.

Bastaron 40 minutos para representar una problemática tan presente en estos días, como la censura periodística y todo lo que con lleva. El proyecto inició con la propuesta de alumnos entusiasmados al entrar a la carrera, con ganas de comerse al mundo y de externar las inquietudes que les surgen como futuros periodistas.

“El texto lo escribí yo, pero fue a partir de todas las propuestas (de los alumnos)”, comenta del Castillo. “La obra anterior fue del suicidio y el tema no era muy allegado a ellos y decían que no les gustaba mucho, así que propusieron hacer una de periodismo”.

Es por lo anterior que toda la trama de la obra de teatro gira alrededor de La Gaceta de México, periódico encargado de dos casos contados en la historia. Además, a lo largo de ésta se abordan distintas problemáticas que son comunes dentro de esta profesión, como la inseguridad que viven los periodistas de investigación en nuestro país.

—¿En algún momento tuvieron miedo o inseguridad de abordar temas tan delicados cómo la censura de medios en México?

—Como fue a nivel institucional no nos dio mucho miedo, pero realmente si fuéramos a presentarla fuera de la escuela pues sí, sobre todo porque es un tema tabú en estos días. Yo se los propuse de toda la información que me habían entregado.

—¿Cómo fue el proceso de preparación?

—Durante los dos meses no nos preocupábamos, ensayábamos dos módulos a la semana, pero justamente hace dos semanas ya sentimos presión, incluso días antes algunos se quedaban en blanco y olvidan sus textos, pero creo que lo logramos.

Blanca comenta que a ella le emocionó la idea de participar en la producción y dirección de esta obra de teatro, ya que considera que los jóvenes deben conocer que existen otros medios, no solo las plataformas digitales como YouTube, Facebook o Vine para subir contenido. Aunque admite que no todo es dulzura dentro de un trabajo, pues  comentó que durante el proceso algunos chicos abandonaron el proyecto.

La entrevista concluyó con la satisfacción de la directora, ya que su obra fue aceptaba por los asistentes. Con una sonrisa y gestos de alegría, confesó que aún se sentía nerviosa y emocionada por el ver trabajo de sus alumnos.