Por Erandi Chávez

“Nunca se deja de aprender”.

El miércoles 18 de abril, se llevó a cabo la conferencia sobre el sistema educativo de Brasil, impartida por Andressa Dorásio Parreira, Doctora en Lingüística, en el marco de la IV edición del evento COMUNICARTE de la Licenciatura en Periodismo y Ciencias de la Comunicación (LPCC) de la Universidad Bancaria de México (UBAM).

Durante su presentación, Dorásio Parreira comentó que actualmente la reforma educativa en su país atraviesa un proceso de cambio. El objetivo de ésta es implementar un solo modelo educativo, ya que existen 3 sistemas diferentes en su país natal. Esto se debe a que Brasil tiene escuelas que se rigen por el municipio, el estado y la federación, cada una con ideologías distintas sobre cómo se debe educar a los estudiantes. Lo anterior trae como consecuencia la desigualdad en educación, pues cuando salen del nivel medio y comienzan con sus estudios tecnológicos, algunos estudiantes carecen de información.

“Cuando los alumnos pasan a sus estudios superiores, nosotros (los docentes) sufrimos porque tenemos que enseñar cosas que deberían de estar ya aprendidas” comentó la Doctora Dorásio Parreira.

El Ministerio de Educación de Brasil ha previsto que este nuevo formato de educación comience a funcionar en 2019; sin embargo, hay quienes comentan que el cambio en la educación es muy apresurado para esta fecha y por tal razón se busca plantear bases más solidas para que este sistema comience a funcionar totalmente en el 2024.

Durante la entrevista, la Doctora comentó que existen similitudes entre el sistema educativo mexicano y el de su país. Por ejemplo, en ambos existe desigualdad educativa: “En el modelo educativo brasileño como en el mexicano se busca que los estudiantes sean más competitivos; se le da la oportunidad al estudiante de decidir lo que quiere estudiar, en lugar de estar estudiando cosas que no le interesan y no le gustan” mencionó.

“Ustedes van a empezar a trabajar en un mercado de trabajo más exigente” expresó. Al hablar sobre la alta competitividad que existe en el campo laboral, Dorásio Parreira comentó que hace unos años no todos salían de la universidad y que actualmente es obligatorio tener estudios y que esto conlleva a la existencia de cada vez mayor competencia. Menciona que, al paso al que vamos, la maestría y el doctorado serán de carácter obligatorio.

“Nunca se deja de aprender, ese es mi mejor concejo que le puedo a dar a los jóvenes que están por terminar sus estudios, que estudien esa será su mejor herramienta” expresó  la académica.