“Diario tienes una experiencia, pero hay una que te marca”, comentó Rodolfo Rocha Garnica, periodista, en la tercera emisión de Comunicarte.

Durante la conferencia que dio apertura a Comunicarte, Rodolfo Rocha platicó distintas anécdotas, con voz fuerte exhortó a los estudiantes a no tener miedo de enfrentarse al mundo laboral.

Comentó que mientras estudió en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Naucalpan, tuvo su primer acercamiento con la profesión periodística, ya que su maestra de lectura y redacción lo impulsó a ser periodista y no médico.

En marzo de 1997 egresó de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales (ENEP, hoy FES) Acatlán, para posteriormente encontrar su primer empleo en el diario Excélsior, sin imaginar que sería la oportunidad más importante para su carrera laboral. En esta comenzó respondiendo llamadas telefónicas, ya que su deber era transcribir los leads (párrafos más importantes de la noticia) de los corresponsales del medio.

Un mes después llegó la oportunidad que tanto esperó: mencionó que nunca olvidará las palabras de su jefe. “Vete a tu casa, prepárate tres mudas de ropa y mañana a las 8 a.m. tienes que estar en Insurgentes Norte y te vas a cubrir la campaña de Carlos Salinas”. A partir de ese día las oportunidades aumentaron.

Rodolfo Rocha concluyó la conferencia respondiendo sobre la censura en el periodismo. Mencionó que la información siempre tendrá ese límite por dos cuestiones: censura por parte del medio y la autocensura causada por sobornos y amenazas.

Al pedírsele un consejo para los estudiantes de periodismo respecto a la profesión, respondió que es esencial “ganar la calle, estar mentalizados para improvisar y tomar decisiones: es importante para que puedan devorarse al mundo”, y puntualizó que en un periodista, es importante “la apertura de mente, corazón y espíritu”.

Por Wendy Sánchez